separador_abajo

 

Seguridad del sistema de carburación a gas LP.

 Cuando el combustible se presenta como una alternativa energética, se presentan muchas dudas acerca del aspecto de la seguridad. Esto se debe principalmente a los reportes de desastres en que se ven envueltos la transportación del gas LP a gran escala y no a los accidentes en que se ven involucrados vehículos operados con gas LP.


 Los tanques están equipados con valvulas de seguridad para liberar el gas a la atmosfera a presión interna algo más alta que la presión clasificada.


 La válvula de servicio debe ser del tipo de checado de exceso de flujo. El propósito de esto es que si llega a fracturarse la línea del tanque al carburador, esta se checa por diferencia de presión.


 Los tanques no poseen oxigeno y por lo tanto es nula la posibilidad de explosión interna. Como en el caso contrario de los tanques de gasolina.


 Si se produjera fuego directo al tanque, la válvula de seguridad se abre y desplazara combustible como un mechero provocando vaporización dentro del tanque con el consiguiente descenso de temperatura presión que evitará el peligro de explosión.

separador_abajo